Cada 3 de diciembre celebramos el día de las personas con discapacidad. Este año, hemos querido ponernos en la piel de las personas con discapacidad englobando todas ellas. Para ello y a través de diferentes dinámicas, hemos sentido lo que es realizar las actividades básicas de la vida diaria, sin utilizar uno o dos de nuestros sentidos, nuestras piernas, brazos, etc. Las conclusiones finales nos han acercado un poco más a la comprensión y por lo tanto respeto y apoyo a las personas que cada día, se levantan y tienen que moverse por un mundo, todavía no muy adaptado a todos/as los que formamos esta sociedad.


Porque todos/as necesitamos apoyos para integrarnos, crecer y ser felices..